CAN PASCUAL

Can Pascual
Hacía siglos que no entraba en Can Pascual de Collserola. La última vez subí desde Sants, en la tartana del Sr. Juan, el masovero.No recuerdo cuantas horas tardamos porque el viejo caballo no estaba para ningun trote y al llegar nos encontramos con que una gorrina había fallecido al iniciar el parto de los ocho cochinillos con que estaba preñada;con mis diez años recien cumpliditos yo no tenía ni idea de los misterios de la reproducción (humana o animal)y esa fue una lección en vivo. Santa, la mujer de Juan, para evitarme el espectáculo me mandó a comer cerezas de cualquiera de los más de veinte hermosos arboles que adornaban el camino de la casa señorial a la masia y yo como niño obediente me encaramé a cada uno de ellos y realmente cada cerezo tenía los frutos distintos. Pasé unos días maravillosos, en total libertad para correr por el bosque o explorar la casa de los "amos". Hace dos dias regresé al lugar de los hechos : La casa se mantiene porque está "okupada" desde hace diecisiete años, los cerezos han desaparecido, en su lugar hay "cerecitos" y yo tengo cincuenta años más.
El reloj de Can Pascual. No está mal instalado pero le han plantado árboles donde no los había.

Comentarios

jaume ha dicho que…
Tudo muda!!! até nós...

Entradas populares de este blog

Con Aldina y Raquel en el infierno de Madrid

"DON SABELOTODO" (Relato picante con moraleja)

Catarina Rocha y su Viseu.