BACALAO CON ALLIOLI AL SOL DE ENERO



Es cosa sabida lo difícil que resulta comer buen bacalao en esta orilla de la Hispania Citerior (Tarraconensis) y por ello es de agradecer ese sabroso lomo de gadus que me han servido en el restaurante Fabiola de la playa de Torredembarra. El día luminoso y la temperatura primaveral (Mientras, en la Hispania Ulterior caía granizo) invitaban a comer en la terraza y no me he arrepentido. Las navajas a la plancha, de entrante, eran de un tamaño pequeño y bien sazonadas. El bacalao venía acompañado de unos dados de patata recién frita y crujientes El allioli, muy ligero,casaba a la perfección con todo ello.Un blanco sin padres conocidos pero fresco y afrutado  junto con un rico flan casero de huevo han completado el sencillo pero gratificante ágape.
Por 11 euracos no se puede pedir más.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Con Aldina y Raquel en el infierno de Madrid

"DON SABELOTODO" (Relato picante con moraleja)

Catarina Rocha y su Viseu.