Lágrima singular : NATALIA JUSKIEVICZ

Estoy condenando a ser un Caronte de todas las lágrimas de este mundo. Cuando creo mi labor acabada aparece otra mas (o me la envía un alma caritativa) y reinicio la función.
Esta versión es realmente singular porque la interpreta la polaca Natalia Juskievicz al violín. Algún tiempo atrás ya colgué su "Com que voz" y ahora ha llegado a mis archivos el CD "Um violino no fado" que está compuesto de fados clasicos como los citados.



Comentarios

Entradas populares de este blog

"DON SABELOTODO" (Relato picante con moraleja)

Con Aldina y Raquel en el infierno de Madrid

Catarina Rocha y su Viseu.