Lágrima singular : NATALIA JUSKIEVICZ

Estoy condenando a ser un Caronte de todas las lágrimas de este mundo. Cuando creo mi labor acabada aparece otra mas (o me la envía un alma caritativa) y reinicio la función.
Esta versión es realmente singular porque la interpreta la polaca Natalia Juskievicz al violín. Algún tiempo atrás ya colgué su "Com que voz" y ahora ha llegado a mis archivos el CD "Um violino no fado" que está compuesto de fados clasicos como los citados.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Con Aldina y Raquel en el infierno de Madrid

Catarina Rocha y su Viseu.

"DON SABELOTODO" (Relato picante con moraleja)