domingo, junio 17, 2012

NISPEROS





Hace un tiempo relaté la severa admonición dirigida al albaricoquero que,con infinito cariño,cuido durante el invierno ("Si mo das frutos te arranco de cuajo").
En otro rincón del jardín vegetaba,nunca mejor dicho, un insolente nisperero de lustrosas hojas pero sin un mísero fruto que llevarme a la boca.Lo arranqué, pero una vez en el suelo tuve la brillante idea de plantarlo al lado del albaricoquero.
Solo las fotos pueden dar idea del radical cambio en su comportamiento.Intuyo que los consejos del vecino y el susto de ver sus raices al aire tuvieron algo que ver....o que les guste oir fado y esa sea su forma de demostrármelo.

No hay comentarios: