MONASTERIO EN MONASTERIO


A una legua de un, relativamente, comodo camino desde el pueblo de Monasterio, cerca de Salas de los Infantes y en el Alfoz de Lara (¡Obviamente!) se encuentran estas venerables ruinas del monasterio franciscano de Alveinte. Una  victima más de la desamortización de Mendizabal (1836).
La entrada al amurallado perímetro que las rodea se encuentra cerrada por una gruesa cadena, unas amenzadoras colmenas de alborotadas abejas y un admonitorio letrero.Vale la pena hacer caso omiso a estas tonterias y ver de lo que se encuentra en el otro lado, en el lado prohibido.
En definitiva, en el ocaso de una calurosa tarde de verano, es una deliciosa caminata que prepara las piernas para las etapas pirenaícas del Camino que comienzo mañana. ¡Hasta el regreso!
Las aguas del nuevo embalse de Terrazas no lo ahogarán por muy pocos metros.

Comentarios

Entradas populares de este blog

"DON SABELOTODO" (Relato picante con moraleja)

Con Aldina y Raquel en el infierno de Madrid

Catarina Rocha y su Viseu.