Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2010

ENESIMA LAGRIMA

Hace algún tiempo me comprometí a subir todas las versiones posibles de la "Lágrima" de Amália. Por otro lado, la ética me impide publicar cosas que no me gustan.
Malos tiempos para la ética.....


Esta heterodoxa versión de la cubana Nataly Tamargo no es, ni de lejos, la mejor que he escuchado.

FABES Y FADO

Imagen


Siempre he tenido una particular debilidad por Asturias. Mis recuerdos, como marino en Avilés, son imborrables (¡Un beso Fifi!). El descenso del Sella llena mis veranos más locos. "Les fabes", en todas sus presentaciones, me enloquecen y el recuerdo de  la buena sidra me hace babear.
 A Joana la escuché hace unas semanas pero este otoño tienen en Oviedo (¡Gracias Feli!) a Carminho y a Ana Sofia Varela.
Ya he empezado a ahorrar para darme una vuelta por la que yo llamo "Capital española del fado".

EL MERCANTIL CAMINO

Imagen
El camino se ha convertido en una máquina para exprimir al peregrino. El alto nivel de vida de los navarros no excusa el expolio en hosteleria y restauración, en La Rioja y Castilla son más moderados, pero malos ejemplos como el bar "Leon" de Belorado y la casa rural "La henera" de San Juan de Ortega hacen que se avance hacía Santiago como sobre un campo minado : con suma precaución.
 La Iglesia pone la guinda del mercantilismo con casos como el de la fotografía (Torres del Rio) , la catedral de Santo Domingo de la Calzada (5€) o Nuestra Señora del Manzano de Castrojeriz en donde EXIGEN una "limosna" para sellar la acreditación del pelegrino.
El espíritu del Camino se ha perdido, se hacen trampas groseras, los ciclistas apabullan y el saludo "buen camino" o "ultreia peregrino" es algo perteneciente a tiempos pasados.

MONASTERIO EN MONASTERIO

Imagen
A una legua de un, relativamente, comodo camino desde el pueblo de Monasterio, cerca de Salas de los Infantes y en el Alfoz de Lara (¡Obviamente!) se encuentran estas venerables ruinas del monasterio franciscano de Alveinte. Una  victima más de la desamortización de Mendizabal (1836).
La entrada al amurallado perímetro que las rodea se encuentra cerrada por una gruesa cadena, unas amenzadoras colmenas de alborotadas abejas y un admonitorio letrero.Vale la pena hacer caso omiso a estas tonterias y ver de lo que se encuentra en el otro lado, en el lado prohibido.
En definitiva, en el ocaso de una calurosa tarde de verano, es una deliciosa caminata que prepara las piernas para las etapas pirenaícas del Camino que comienzo mañana. ¡Hasta el regreso!
Las aguas del nuevo embalse de Terrazas no lo ahogarán por muy pocos metros.