SOBRASADA (Un tesoro mallorquin)

Os voy a confiar el secreto para elaborar un desayuno celestial.


Es imprescindible una sobrasada, si es posible, de Alcudia y las que elaboran para mi amigo Toful Rabassa son las mejores .Se calienta el pan y se extiende la sobrasada, sin demasiada generosidad pero sin tacañería.

Se precisa, también, una bota de vino. Si está llena de un clarete fresquito, de la Ribera del Duero, mucho mejor.

Unas aceitunas “rotas” de Caspe, con su suave gusto amargo, son el contrapunto perfecto para la untuosidad de la sobrasada.

Es imprescindible el sol naciente de domingo de una primavera avara en semejantes lujos, un jardín refrescado con el velo del rocio y como fondo a todo ello, las notas del último CD de Ana Sofia.

Existen múltiples variantes para alcanzar el climax sensorial (quiero decir, que encuentre el punto “G” gástrico) pero esta es una de las que más me gustan.

Comentarios

FrancK P_LavD ha dicho que…
Fernando,
Venho agradecer-lhe a sua visita, seu importante comentário e os seus sentidos pêsames!
Sinto-me feliz por saber que conheceu o meu primo Livramento, Adrião, os restantes jogadores da selecção portuguesa e que lhe firmaram um autografo.
Lamentamos a sua morte, foi uma grande perda para o hoquei nacional e internacional.
Receba um grande abraço.
Francisco

Entradas populares de este blog

Con Aldina y Raquel en el infierno de Madrid

Catarina Rocha y su Viseu.

"DON SABELOTODO" (Relato picante con moraleja)