miércoles, enero 13, 2010

CALLOS con garbanzos


No exagero si digo que hace más de treinta años que no comia unos callos con garbanzos (¿a la andaluza?). Ayer y desafiando la ley de Boyle-Mariott me metí una esplendida y picante ración. Los garbanzos en su punto, los callos limpios tiernos y suaves. El chorizo quedó intacto pero realmente disfruté del plato.
La noche pasó factura adicional por el entrecotte y el pudding que acompañó a los callos. Todo por 7.90€. ¿No es una maravilla?

2 comentarios:

Fadista dijo...

E isso, onde foi?!

fernando dijo...

Foi em Tarragona. Restaurante Jurado.
Um pouquinho longe, näo e?