martes, noviembre 03, 2009

M/V "LOYALTY"


A mediados de setiembre de 1970 embarcaba en Leixöes (De ahí mi querencia por Porto) en el vetusto “Loyalty”, un candrai construido en el Clyde en 1948, con plancha remachada y agujeros en los botes.


Conocí a la inspiradora de mi relato (“las calles de Oporto”) y salimos hacía Leningrado.

Digo Leningrado y no San Petersburgo porque así se llamaba esa ciudad que poco tiene que ver con la de entonces, orgullo y prez del régimen soviético.

Tres semanas estuvimos cargando madera para Argelia y tres semanas en las que el PCUS, por medio de mi querida Natasha, se desvivió por hacernos conocer la realidad de Rusia.

Conciertos de ballet, visitas al metro, al Hermitage, a Petrovorets, al Aurora. Todo en vano porque aquella tripulación se las sabía todas y las decenas de libros de pensamiento marxista con que nos obsequiaron antes de la salida, fueron a parar a las gélidas aguas del Báltico en cuanto dejamos de ver la aguja del Almirantazgo.
Otra preciosa imagen del "Loyalty"

Oran y Skikda representaron un reposo de mes y medio. Llegamos en pleno Ramadán y el ritmo de descarga se hizo tedioso, en tierra, peor porque los integristas (Que ya existían hace cuarenta años) nos insultaban por comer gambas y beber cerveza a plena luz del día….la verdad es que era una provocación.

La Navidad nos pilló en Genova, reparando, y con el arroz que cargamos en Livorno para Abidjan, salimos hacía Africa y la bendita ruta del “Takoradi-Burntisland-Takoradi”.
Takoradi. Abril 1971 : Bauxita para Burntisland.

En Ghana, nuestro comportamiento era absolutamente colonialista pues cambiábamos un bote de leche evaporada por un cubo lleno de langostas recién pescadas. Si, es cierto que a nosotros la leche no nos costaba nada pero a ellos les costaba menos sumergirse desde el cayuco y sacar los crustáceos que les viniese en gana…y sin esfuerzo. Los mayores perjudicados con el trueque éramos nosotros pues a la semana de estar allí ya habíamos aborrecido el marisco y los ananás por varios meses.

Burntisland en el escocés Firth of Forth era un antro de perdición y pecado….pero esa es otra historia.

3 comentarios:

borboleta dijo...

Querido Fernando,

gracias por seguirme, la verdad es que tengo este rincón un poco abandonado, pronto hará un año que una "pequeña terremoto rubia" revolucionó mi vida y la llenó tanto que apenas me queda tiempo para nada más...de todas formas este sábado espero con ansia poder asistir a una noite de fado de las auténticas y dar crónica de ello, será la primera vez para mi pequeña Amália, espero que lo disfrute casi tanto como yo, en casa le encanta oir fados, a ver si el directo no la impresiona demasiado ;-)

fernando dijo...

Borboleta : Gracias por el comentario.
¿De verdad se llama Amália?, ¡Que bonito!
Disfruta de ese fado en directo ya que tienes lo oportunidad, yo tuve la suerte de ver a Katia en Barcelona pero hube de ir a Alicante a sentir a Ana Sofia.
Un abrazo y suerte !

borboleta dijo...

Si Fernando se llama Amália, adivina por qué... =;-) y te prometo que cuando la escucha se queda embobada, espero que pasemos un rato agradable y que no sea yo demasiado impaciente por llevarla tan pequeña...lo bueno es que estaremos como en familia y siempre nos podemos marchar claro...
ya te contaré, el grupo se llama "fado viciado"