jueves, noviembre 26, 2009

La fuente de mi placer

Andaba yo, hambriento, por las desiertas calles del otoño cambrilenco cuando las inconfundibles notas del "sapore di sale" acariciaron mis oidos.
El restaurante ya lo conocía , pero aquella música y el menú del día con  sus"fussilli alla puttanesca" me indicarón un novedoso cambio en la gerencia...y en la cocina. Acierto pleno, por 12.5 módicos euros pude degustar una ensalada tibia de langostinos con espuma de albahaca, los picantes fussilli ya mencionados y un riquísimo suquet de raya. El postre (un sabroso helado) un café y un tinto joven de Cariñena (¡Como han mejorado estos vinos!) complementaron tan agradable comida.
Obviamente, siguen teniendo una apetitosa carta con especialidades marineras pero el citado menú es un acierto para los dias laborables

No hay comentarios: