domingo, octubre 04, 2009

¡FELICIDADES, MADRID! (Mi condolencia a Rio)


No hay ni un ápice de cinismo en mi felicitación. Como nativo de Barcelona puedo decir que lo más nefasto que le pudo suceder a mi ex ciudad fue la concesión de los JJ.OO de 1992. Durante varios años tuvimos que soportar unas obras que debían terminarse en una fecha concreta y el resultado sigue a la vista: Un cinturón litoral que nació estrecho sin solución, un estadio olímpico (escenario del fraude del arquero y la antorcha) que languidece como lo hizo durante los cincuenta años anteriores a los juegos. Un sinnúmero de obras inútiles que todavía pagan sus ciudadanos y un encarecimiento del IPC que no deja de aumentar con la masiva llegada de turistas y que conlleva la llegada de delincuencia de todo el mundo.


Prostitución, suciedad, violencia etc son el pan nuestro de cada día.

Barcelona no ha dejado de degradarse desde 1992, se ha convertido en una ciudad basura y yo he podido escapar de ella pero no dejo de recordar con nostalgia que fue una ciudad maravillosa para vivir.

No hay comentarios: