El ascensor de Caronte

Ya barruntaba, hace tiempo, que el negocio de Caronte en el Aqueronte iba de capa caída. La sequía que nos asola y la avanzada edad del can Cerbero eran otros factores que hacían inviable el transporte de pasajeros por ese río.

De manera un tanto discreta parece haber sido inaugurado este ascensor al infierno que se encuentra a la salida de Rabé de las Calzadas, en pleno Camino de Santiago burgalés.

En Hormaza, un decrépito pueblo a pocos kilómetros de Rabé, hay otra entrada un poco menos aparente pero igual de funcional.. Este pueblo exhibe, de forma un tanto impúdica, las ruinas de un palacio-fortaleza del siglo XV que, parece ser, pertenecen a los descendientes del conde de Orgaz; lo lamentable no es el estado de absoluta ruina en que se encuentra, sino que, en el recinto que forman los restos de los tres muros que se mantienen medianamente en píe el actual propietario ha construido una nave agrícola. Mientras tanto, el ayuntamiento local se gasta los dineros del plan ZP en levantar un murete de piedra junto a una calle-estercolero. Creo que la foto no es muy buena pero se aprecia de forma clara.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Con Aldina y Raquel en el infierno de Madrid

Catarina Rocha y su Viseu.

"DON SABELOTODO" (Relato picante con moraleja)