LAGRIMA


Llegué al mundo del fado de la mano de la “Lágrima” de Dulce Pontes. A partir de ella comencé a descubrir todas las sensaciones que, como el vino, puede ocultar el fado.
Quizá cometa herejía, pero mis ídolos no son Amália ni Marceneiro. He escuchado todo lo que he podido y desde mi posición de neófito he encontrado intérpretes que, repito, para mi inculta opinión, superan a los maestros en algunas interpretaciones. Una de ellas es la ya mencionada “Lágrima”, la de Ana Sofia Varela me parece mejor que cualquiera de las que he escuchado de Amália y de otras cantadeiras.
Pretendo ir dejando en este espacio una muestra de lo que yo poseo y de lo que se encuentra disperso en la red.
Es posible que esté equivocado pero aquí tenéis mis argumentos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

"DON SABELOTODO" (Relato picante con moraleja)

Catarina Rocha y su Viseu.

Con Aldina y Raquel en el infierno de Madrid