Esta versión de Dulce Pontes es la primera que escuché. Es de las que ocupan mi particular podio "lagrimístico".

Comentarios

Entradas populares de este blog

"DON SABELOTODO" (Relato picante con moraleja)

Catarina Rocha y su Viseu.

Con Aldina y Raquel en el infierno de Madrid