Aqui está la versión de Yolanda Soares.

Me abstengo de hacer comentarios , basta con escuchar las primeras notas para darse cuenta de la diferencia (¿Abismal?) con las dos anteriores.

Comentarios

Entradas populares de este blog

"DON SABELOTODO" (Relato picante con moraleja)

Catarina Rocha y su Viseu.

Con Aldina y Raquel en el infierno de Madrid