Aqui está la versión de Yolanda Soares.

Me abstengo de hacer comentarios , basta con escuchar las primeras notas para darse cuenta de la diferencia (¿Abismal?) con las dos anteriores.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Con Aldina y Raquel en el infierno de Madrid

Catarina Rocha y su Viseu.

"DON SABELOTODO" (Relato picante con moraleja)