EL BAILE


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Han pasado las horas y todavia conservan mis dedos el tacto de su piel, calida y aterciopelada. La embriagadora sensación que me invade cuando su cuerpo, unido al mio, se desplaza por la pista de baile. El maravilloso aroma de su negro cabello y la dulzura de su voz:
"No lo intentes, el sujetador se está rompiendo"
Sus jovenes pechos palpitan contra mi pecho y mi mano se desliza, juguetona, por su espalda.
¡Si al menos supiese como te llamas....!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Catarina Rocha y su Viseu.

Con Aldina y Raquel en el infierno de Madrid

"DON SABELOTODO" (Relato picante con moraleja)